El operador de aeropuertos BAA, filial de Grupo Ferrovial que gestiona los aeropuertos londinenses de Heathrow, Gatwick y Stansted no pagará impuesto sobre sociedades en al menos dos años, lo que supondrá que la Hacienda británica dejará de embolsarse 1 millón de libras. Es al menos lo que publica el Daily Telegraph citando fuentes de BAA.