La filial aeroportuaria de Ferrovial, BAA, presentará mañana un recurso contra la decisión de la Comisión de Competencia británica de obligarle a vender dos de sus seis aeropuertos británicos.


En 2009, Ferrovial ya apeló contra la misma decisión, en un proceso que acabó perdiendo en el Tribunal Supremo en febrero de 2011. El pasado mes de julio, tras el desenlace judicial, la Comisión de Competencia exigió a BAA que cumpliera la orden de venta de dos aeropuertos en los próximos 18 meses.

BAA, que gestiona seis aeropuertos en el Reino Unido, entre ellos el londinense de Heathrow, tendrá que vender Stansted (Londres) y uno de Escocia, ya sea Glasgow o Edimburgo. El gestor aeroportuario ya vendió el londinense de Gatwick, como le exigió en su día Competencia.

En el primer semestre de 2011, las ventas de Ferrovial Aeropuertos alcanzaron 1.357 millones de euros, un 28% de las totales, en tanto que el ebitda fue de 627 millones, un 62% del total.