Un total de 149,9 millones de pasajeros utilizaron los aeropuertos británicos de BAA -controlado por la españóla- en todo el año 2007, lo que representa un incremento del 1,6% respecto al ejercicio anterior, indicó hoy la empresa en un comunicado. El tráfico de Reino Unido creció un 0,7% en el mes de diciembre del año pasado, con respecto al mismo mes de 2006, hasta alcanzar los 10,9 millones de pasajeros. Las cifras se vieron afectadas por la niebla que obligó a cancelar varios vuelos durante las Navidades, aunque se cancelaron menos rutas que en el mismo periodo de 2006. Entre los principales aeropuertos, Londres-Heathrow creció en diciembre un 3,2%, mientras que su crecimiento acumulado en 2007 apenas alcanza el 0,8%. Del resto de aeropuertos londinenses, Gatwick creció un 2,7% mientras que Stansted perdió un 8,6% el pasado mes de diciembre, debido al recorte de operaciones de Ryanair y Air Berlin.