El grupo gestor de aeropuertos BAA, controlado por Ferrovial, aplaudió hoy la nueva regulación económica propuesta por el Ministerio de Transporte de Reino Unido para la revisión financiera de los aeropuertos británicos, ya que "elimina ciertas incertidumbres".

Asimismo, el operador británico destacó en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que las exigencias del Gobierno "subrayan la necesidad" de que el regulador garantice que las compañías explotadoras de los aeropuertos dispongan de recursos necesarios para invertir En este sentido, BAA confió en que el Departamento de Transportes le "permita" continuar con la financiación y aumentar las inversiones a largo plazo del aeropuerto de Londres-Heathrow.

El Gobierno británico anunció hoy que introducirá un nuevo impuesto a la Autoridad de Aviación Civil para asegurar que los aeródromos puedan financiar las actividades que desempeña bajo licencia. Además, Transportes exigirá una determinada calidad crediticia a los operadores para conservar sus licencias de explotación.