La Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc) ha anunciado hoy que en los dos próximos meses presentará una demanda contra Endesa por la fuga de Ascó (Tarragona) de noviembre del 2007, en la que exigirá a la eléctrica indemnizaciones por valor de, como mínimo, 40 millones de euros. El letrado de los servicios jurídicos de esta agrupación, Aitor Beldarrain, afirmó que, más allá del expediente administrativo que gestiona el Gobierno, Ausbanc quiere impulsar una acción en favor de aquellos ciudadanos afectados que tienen derecho a ser indemnizados. Por ello, Beldarrain explicó que exigirán a Endesa unos 40 millones de euros, divididos en tres grupos y diferentes cuantías, siguiendo un baremo indemnizatorio "ecuánime", más allá de que cualquier persona solicite mayores cantidades a título individual.