El mayor aumento de los beneficios, en más de un siglo, indica a los inversores de que éste no es momento para vender acciones, incluso después de que el S&P500 subiese un 97%.


Este indicador está a punto de superar el pico de 2007 de 90 dólares por acción en el tercer trimestre, desde los 7 dólares que tenía en marzo de 2009. Se trata de la recuperación más rápida desde, por lo menos, 1900, según datos de S&P y Robert Shiller, de la Universidad de Yale. La diferencia entre las ganancias proyectadas en un año y los ingresos medios durante los últimos 10 años amplían la mayor cantidad desde 1951, según estos datos.

PNC Wealth Management, que lo forman tanto Federated Investors Inc. como ING Investment Management, y que en conjunto supervisan alrededor de 1 trillón de dólares, dice que "el gasto del consumidor sostendrá la recuperación". Todo esto tras el estímulo del gobierno que ayudó a la elevación de los beneficios que estaban en la posición más baja, desde la Gran Depresión.

“Las personas se sienten más cómodos con la recuperación, que en cualquier momento durante los dos últimos años", dijo Doug Ramsey, director de Leuthold Group, que supervisa 3,9 billones de dólares, y  que recomendó comprar acciones cuatro días antes de una tendencia alcista en el mercado. "Eso es típico cuando las inversiones minoristas recuperan valor” y pueden estimular un aumento de hasta un 25% en el  S&P 500 durante los próximos 18 meses, culminó.

S&P 500 ha superado las previsiones de ganancias de los analistas de ocho trimestres consecutivos, según datos compilados por Bloomberg. Los beneficios ajustados por la inflación subirán un 22% para el índice en 2011, como indican las estimaciones recopiladas por S&P y Bloomberg.

El S&P 500 está viendo como su cotización aumenta en torno a un 0,08% a las 18.23 horas.