La cifra de solicitudes del subsidio por desempleo en Estados Unidos subió en 9.000 y se ubicó la semana pasada en 654.000, informó hoy el Departamento de Trabajo. El promedio en cuatro semanas de solicitudes subió en 6.750 y llegó a 650.000, el nivel más alto desde octubre de 1982.

El número de personas que, en la semana que concluyó el 28 de febrero, recibían el beneficio pagado por los Estados, aumentó en 193.000 y llegó a la cifra sin precedentes de 5,32 millones.

A su vez el promedio en cuatro semanas de las personas que recibían el subsidio subió en 124.250 y llegó a 5,14 millones, también un nivel sin precedentes.

La tasa de desempleados amparados por el subsidio -esto es la proporción de trabajadores cubiertos que reciben el beneficio- subió del 3,8 al 4%, la más alta desde junio de 1983.

Las cifras sobre el subsidio por desempleo se remontan a 1967.

El número de solicitudes semanales refleja el ritmo de pérdida de puestos de trabajo, y la cifra de personas que permanecen en el seguro de paro indica la dificultad para encontrar un nuevo empleo.