Portugal estaría siendo presionado por la zona euro para que solicite ayude financiera tanto al Fondo Monetario Internacional como a la Unión Europea.

Alemania, Francia y otros países de la zona euro están aumentando la presión sobre Portugal para que pida ayuda financiera a la Unión Europea y el FMI, a fin de evitar que la crisis de deuda se siga propagando.