En las últimas diez sesiones operativas, el precio del Euro ha fluctuado en la zona de 1.28-1.30 dólares frente al dólar, sin encontrar tendencia de corto plazo. 
Esta fluctuación o lateralización en el precio genera incertidumbre en el inversor al momento de tomar decisiones y del armado de las estrategias de trading. Sin embargo, desde una lectura analítica podemos evidenciar que dicho comportamiento estaría asociado a la pelea de dos parámetros técnicos claramente definidos. 

En efecto, como puede apreciarse en la gráfica adjunta, la zona superior del proceso lateral en torno a 1.30-1.303 dólares se encuentra representada por el cruce bajistas de las medias de 50 y 200 jornadas, actuando como sólida resistencia y contención a las recuperaciones que ha tenido el cruce en las últimas sesiones.

Mientras que en la zona inferior de 1.28-1.275 dólares, pasa una línea de tendencia alcista que nace en los mínimos de noviembre del pasado año y luego reconoce los mínimos de marzo y abril pasado. Sin embargo, lo más interesante de desatacar de esta línea alcista mencionada, es que la misma podría tener identidad de cuello a una importante figura de cambio de tendencia conocida como Hombro-Cabeza-Hombro.



Como se aprecia en la siguiente gráfica, si bien la figura técnica, en este caso con definición bajista, aún no ha logrado confirmarse, la armonía de su formación nos obliga a hacer un llamado de atención. En concreto, creemos que ante debilidades inmediatas que puedan darse para el Euro desde las instancias actuales y que terminen perforando el soporte de 1.28-1.275 dólares, esta figura técnica podría estar confirmándose y así se liberaría un camino bajista de alta importancia para el cruce, de donde se desprenden valores muy cercanos a los mínimos del pasado año 2012, vistos durante el mes de julio, en torno a 1.21-1.20 dólares por Euro.

En relación a la importancia que trae actualmente el parámetro técnico mencionado de 1.28-1.275 dólares, se recomienda desde lo operativo centrar toda la atención a la respuesta que pueda darnos esta zona y saber que en caso que la misma sea quebrada, entonces las posiciones largas o compradas en el cruce deberían desarmarse de inmediato y así habilitar estrategias bajistas para adelante.

Actualmente sólo en caso que los precios se sostengan por encima de la zona de 1.28-1.275 y en consecuencia se terminen recuperando más allá de la zona de 1.30-1.305 dólares, lo que implicaría un quiebre alcista de la media de 200 días, nuestra confianza bajista hacia adelante para el cruce perdería credibilidad y en tal caso sí deberemos pensar en la habilitación de recuperaciones más importantes de corto plazo para el Euro, al menos con destino de 1.325-1.335 dólares, para recién luego la presión vendedora pase a ganar nuevamente protagonismo. Veamos…

Analista Técnico de Mercados Financieros – rju@rubenjullua.com – Twitter:@Ullua