El fabricante estadounidense de componentes para automóviles ArvinMeritor cerrará la planta de producción que mantiene en Carrollton, en el Estado de Kentucky, lo que supondrá el recorte de 129 puestos de trabajo, informó la compañía en un comunicado. El objetivo de la empresa es trasladar sus operaciones de fabricación de la fábrica de Carrollton a otras instalaciones que posee la firma en el Estado de Kentucky y externalizar sus actividades de maquinaria. Asimismo, la multinacional norteamericana explicó que también tiene previsto externalizar las operaciones de su centro de fundición, como parte de las acciones que está llevando a cabo para reducir costes.