Banesto ha dado el pistoletazo de salida a la publicación de resultados empresariales en nuestro país. La entidad que preside Ana Patricia Botín ha publicado un beneficio neto atribuible de 381.7 millones de euros para el primer semestre del año, lo que supone un descenso del 6.8% respecto al obtenido en el mimo período del año anterior. La tasa de mora de la entidad se colocó en el 3.48%, desde el 3.12% que registró al cierre del mes de marzo.
A pesar de las "adversas condiciones para el negocio bancario", la entidad destacó que ha obtenido unos resultados "de calidad" en un periodo en el que el banco ha efectuado dotaciones extraordinarias netas por importe de 85 millones de euros. Asimismo, la entidad ha reforzado las provisiones genéricas con una dotación voluntaria de 104 millones de euros en el segundo trimestre.

A cierre de junio, la morosidad de Banesto se situó en el 3,48%, frente a la tasa del 3,12% que presentaba al finalizar marzo, con una cobertura con provisiones del 58%. Las dotaciones por insolvencias ascendieron a 184,8 millones de euros, un 11,9% más que en el primer semestre de 2009.

El banco explicó que este incremento se ha debido al aumento de la morosidad, aunque precisó que, en su caso, ésta está creciendo a un ritmo "muy inferior" al del sector. educida la previsión de impuestos, el beneficio neto atribuible al Grupo Banesto, antes de resultados y saneamientos extraordinarios, fue de 466,5 millones de euros, un 0,7% más que en el primer semestre de 2009.

El margen de intereses de Banesto alcanzó los 863,6 millones entre enero y junio, un 0,5% más, mientras que el margen bruto fue de 1.288,4 millones, un 0,7% más, y el margen neto de explotación se situó en 791,7 millones, con una mejora del 1,4%.