La comisión antimonopolios argentina rechazó hoy las acusaciones de Telecom Italia de una supuesta "confiscación" de su filial argentina a raíz de unas medidas restrictivas provisionales adoptadas por el ingreso de Telefónica en la firma italiana. La Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) justificó la prohibición a los representantes de la empresa italiana en Telecom Argentina a no tomar "decisiones que involucren directa o indirectamente el ejercicio de derechos políticos" hasta dictaminar si el ingreso de Telefónica en su accionariado supone una situación de monopolio en el mercado local de las telecomunicaciones.