El máximo órgano de dirección de ArecelorMittal aprobará el viernes una inversión de 11 millones de euros para la instalación de un nuevo convertidor para modernizar la planta de Gijón, según han indicado hoy fuentes de la multinacional. El nuevo convertidor no redundará en una mayor producción de las instalaciones, que se encuentra en niveles de entre 700.000 y 800.000 toneladas de acero al año en Gijón, sino que sustituye al actual, que ya ha agotado su vida útil.