Las juntas de accionistas de los bancos italianos Unicredit y Capitalia dieron hoy luz verde a la fusión de ambos, de la que nacerá el segundo grupo más importante de la zona euro por capitalización, de más de 81.000 millones de euros. La autorización de la fusión por incorporación de Capitalia en Unicredit fue aprobada, en reuniones separadas, por el 81,1% del capital presente en la asamblea del banco romano, y del 99% del genovés.
Nace así, por capitalización en bolsa, el cuarto banco en Europa, el segundo en la zona euro -por detrás del español Santander-, y el primero en Italia, explicaron a Efe fuentes de Uncredit, operación que aún debe lograr la luz verde de las autoridades nacionales de la competencia. La relación de cambio se estableció en 1,12 acciones de Unicredit por cada título de Capitalia, según se decidió cuando los consejos de administración aprobaron la operación el pasado mayo. El consejero delegado de Unicredito, Alessandro Profumo consideró que se trata de un precio "correcto", opinión compartida por el responsable de Capitalia, Cesare Geronzi, desde Roma, para quien es un precio "justo". Profumo reiteró, citado por medios locales de Génova, que el precio está "en línea con el de otras operaciones comparables y conveniente" para el grupo, así como agregó que la fusión es una oportunidad de crecimiento "interesante". Geronzi indico que la operación es "la realización de un sueño", y la "mejor" agregación realizada en el país, a cuyo acuerdo se llegó sólo en quince días de negociación entre los dirigentes de ambos institutos bancarios el pasado mayo. La operación debe conseguir aún la autorización de las autoridades italianas de la Competencia, sobre el que Geronzi dijo que esperan "tranquilos". Los accionistas de Capitalia que quieran ejercer su derecho de rescisión pueden hacerlo por un valor de 7,015 euros por cada título. Profumo indicó que, según las primeras indicaciones, se confirman las sinergias y consideró que "incluso se podrá hacer mejor" de lo señalado por la previsiones, que apuntaban a sinergias de 1.200 millones de euros en 2010. Uncredit prevé ceder la cuota que posee en Mediobanca, del 8,68%, antes de final de año, de manera que el nuevo grupo poseerá solo la del 9,39% que en ese banco tiene Capitalia. El nuevo coloso mantendrá el nombre de Unicredit, pero se conservaran los nombres de Banca de Roma, en la zona centro-sur; y de Banco de Sicilia, en la isla italiana. Además, contará con unas 9.300 ventanillas en 23 países, de ellas 5.000 en Italia, y unos 40 millones de clientes en todo el mundo. Ambos directivos hablaron también del exceso de personal una vez que se concrete la operación, pero Profumo recordó que no han dado nunca un número y que se han abierto conversaciones con los sindicatos, tras lo que consideró que no deberían tener problemas. Geronzi, por su parte, señaló que "depende de la sensibilidad de la dirección" hacer que sus efectos "sean lo menos dolorosos posible". Profumo aseguró que Unicredit ha concluido "la fase de adquisiciones" y ahora de centrará en las sinergias derivadas de tales compras y en "el crecimiento orgánico". Además, señaló que la operación con Capitalia permite reforzar la presencia del grupo en uno de sus cuatro mercados clave, que son Italia, Alemania, Austria y el centro-este de Europa. Todas las divisiones de grupo "contribuyen positivamente" al crecimiento de Unicredit, agregó su administrador delegado. Sobre los resultados de Unicredit, Profumo indicó que "la tendencia del primer semestre" permite afirmar que se superará el objetivo de 56 céntimos de beneficio por acción a fin de año y agregó que "todas" las divisiones del grupo contribuyen a su crecimiento