Iberdrola obtendrá un beneficio neto en los primeros seis meses del año de 1.767 millones de euros, un 60% más que en el mismo periodo de 2007, según las previsiones de analistas financieros. La cifra de ingresos crecerá el 70% y pasará de los 6.718 millones logrados el año pasado a 11.429 millones en este ejercicio, mientras que el beneficio bruto de explotación (EBITDA) aumentará el 37% y alcanzará los 3.296 millones.
Según explican Ibersecurities, Ahorro Corporación, Citi y JP Morgan la positiva evolución de los resultados se deberá a los ingresos extraordinarios, principalmente por la venta de Galp, los altos precios del mercado eléctrico mayorista y el negocio de renovables. Además de los elementos señalados, señalan que la consolidación de Scottish Power, adquirida en abril del año pasado, seguirá ayudando en la comparación interanual de los resultados. Por el contrario, el área de Latinoamérica y los negocios no energéticos (ingeniería e inmobiliario) podrían tener una peor evolución y lastrar los resultados del semestre, indican.La eléctrica comunicará mañana sus resultados a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El pasado mes de enero Iberdrola vendió su participación del 4% en la petrolera portuguesa Galp Energía, operación por la que ingresó 499,5 millones y obtuvo unas plusvalías brutas de 386,5 millones. Además, en marzo Corporación IBV, participada por Iberdrola y el BBVA, decidió vender su participación en Gamesa, lo que generó unas plusvalías de unos 110 millones para la eléctrica. Iberdrola compró parte de la participación de IBV y se situó como el principal accionista del fabricante de aerogeneradores, donde tiene el 23,9%.