Tenemos a los indicadores americanos en territorio negativo (bajada media del 0,20%) donde el mercado se ha girado de forma agresiva cuando el futuro del S&P500 ha tocado el máximo del año (1.038,6) alcanzado el 28 de agosto.

Excusas se pueden buscar varias (banca española, subida del $) pero el cierre de Japón ha sido muy positivo, las previsiones de Texas Instruments ayer al cierre también fueron positivas y lo cierto es que el mercado al tocar máximos se ha dado la vuelta.

Hoy tenemos datos macro importantes que en el caso de salir negativos pueden generar oleada de ventas (déficit comercial, jobless claim y reservas de crudo) como toma de beneficios para coger un respiro e intentar de nuevo los máximos anuales.

Niveles técnicos del futuro del mini del S&P500 a corto plazo: ya hemos tocado máximos anuales y en el mercado se comenta como siguiente nivel los 1.040 puntos, cuidado porque van 3 intentos de romperse máximos y aún no se ha conseguido y podemos tener una resistencia importante, como soporte tenemos los 1.018,60 puntos mínimos de las últimas 2 sesiones.