Amper ha logrado un beneficio de 10,66 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone 10,9 veces más que los 975.000 euros que ganó en el mismo periodo del ejercicio anterior, según ha comunicado la tecnológica a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Amper explica que esta mejora de sus ganancias tiene su origen principalmente en el incremento de las ventas, la mejora de los márgenes operativos y la enajenación y cierre de proyectos que incorporaban pérdidas durante el ejercicio del año anterior.

La cifra de ventas de la compañía alcanzó los 84,18 millones de euros en el periodo comprendido en los tres primeros trimestres del año, lo que supone un 4% más que los 80,91 millones de euros que ingresó en los nueve primeros meses de 2016.

La compañía destaca que la incorporación al grupo de Nervión ha aportado 19 millones de euros a la cifra de ventas consolidada, compensando en su totalidad la cifra de negocio de las sociedades enajenadas durante el ejercicio 2016, que ascendería a 15 millones de euros.

Por su parte, el resultado bruto de explotación (ebitda) creció un 67% en este periodo, hasta alcanzar los 16,9 millones de euros, mientras que el margen de ebitda sobre ventas al cierre del tercer trimestre de 2017 se ha situado en el 20%, frente al 12% del ejercicio 2016.

La deuda alcanzó a cierre de septiembre los 28,4 millones de euros, que incluyen 15,3 millones de euros incorporados por Nervión, frente a los 43,2 millones de euros del mismo periodo del año anterior, según recoge Europa Press.

"Al cierre del tercer trimestre del ejercicio 2017 continúa la consolidación de los negocios tradicionales de Amper, fruto de las medidas financieras y estructurales implementadas con éxito en los años anteriores, así como a la capacidad de adaptación a las nuevas necesidades comerciales y operativas de los mercados en los que el Grupo se encuentra presente", afirma la empresa.

Este miércoles, las acciones de Amper han subido un 3,65% en el mercado continuo, hasta los 0,199 euros. Sin embargo, en lo que va de 2017, los títulos de la compañía que dirige Jaime Espinosa de los Monteros caen un 9,95%.