La cotización ha recuperado posiciones de forma escalonada desde que comenzó el año, marcó mínimo en 2,76 en ENE11.

Movimiento que ha provocado que la serie de precios desactive la estructura de máximos decrecientes desarrollada desde los máximos de 2.007 y que las medias de largo plazo se crucen al alza.

A estas alturas del año los signos de alerta comienzan a activarse, se acumulan las divergencias bajistas en el indicador MACD, a medida que la escalada en el precio se toma un respiro. En este entorno, es importante que el precio no dañe su estructura de mínimos crecientes para continuar confiando en una posible tendencia alcista sostenida.

De esta forma, el nivel a vigilar es el mínimo de ABR11 situado en 3,79 cuya pérdida confirmaría ruptura de directriz alcista y dejaría al precio sin apoyo hasta 3,21.



Gráfico Diario Amper