Cuatro valores de la bolsa nacional han cambiado su fase de ciclo en bolsa durante la primera jornada bursátil del año. Eso sí, sólo hay una que mejora su puntuación  respecto a la que tenía anteriormente.

Hasta cuatro compañías dentro de la bolsa nacional  han iniciado el año con una puntuación diferente a la que tenían al terminar el año. Sin embargo, no todas lo hacen a mejor. Tan sólo una compañía, Applus Services , se mantiene en aprobado, tras los cambios, a pesar de que también ha reducido su puntuación.  En concreto, pasa de fase alcista a consolidación  con una puntuación de ocho a cinco puntos. Un valor que terminó el ejercicio 2017 con una revalorización del 18,1% y que todavía cuenta con un potencial adicional de más del 12% - según el precio fijado por Facset – hasta los 12,85 euros por acción.

No corren la misma suerte los títulos de CAF , que pasan del aprobado al suspenso y entran en fase de rebote dentro de una tendencia que, a más largo plazo, es bajista. No es de extrañar si nos fijamos en la pérdida de más del 9% con la que cerró en el ejercicio 2017 a pesar de que tanto volumen como volatilidad cuentan como factores positivos a la hora de ver subidas adicionales en el valor. En cuanto al potencial que ofrece actualmente el valor, dadas las caídas experimentadas en el mismo, es de doble dígito desde los precios actuales. El valor podría subir un 21% si va a buscar los 41.75 euros en los que tiene fijado el consenso de Factset su objetivo.

Casi la misma estructura tiene la acción de Amper en cuanto a los indicadores técnicos se refiere. Esto es: pasa de consolidación a rebote con una puntuación que pasa de 5 a 4 y con una tendencia que es bajista a largo plazo aunque al más corto plazo, presenta  cierta reacción alcista. Es uno de los valores que más cedió en el parqué a lo largo del ejercicio anterior  al dejarse algo más de un 50% en el ejercicio.

Por último, las acciones de Urbas también pasan de consolidación a rebote y obtienen una puntuación de cuatro puntos – desde los cinco anteriores – tras lograr cerrar el ejercicio con subidas de más del 9%. Su tendencia tanto a largo como a medio plazo sigue siendo bajista, momento total positivo y una volatilidad que apoya a seguir viendo subidas en el valor. Por su parte, el volumen a medio plazo es  otro de los factores que apoya los negativos en la compañía.