American Airlines reducirá un 5,5% su capacidad en las rutas internacionales a partir del próximo mes de agosto debido a las "dificultades a las que se enfrenta la industria aérea actual", informó hoy la aerolínea estadounidense en un comunicado.
La reducción supone en el mercado europeo la disminución de las frecuencias en determinadas rutas o volar con aviones más pequeños. De esta forma, American Airlines operará el enlace Madrid-Miami con un Boeing 767, frente al 777 que empleaba actualmente, y la ruta Barcelona-Nueva York con aviones 757.

En este sentido, la aerolínea recordó que está reconfigurando 19 de sus 124 Boeing 757 en rutas internacionales. Los aparatos, con 16 plazas en clase 'business' y 166 en turista, contarán con nuevos asientos, nuevos interiores de cabina y sistemas actualizados de entretenimiento a bordo.

"American Airlines no prevé más cambios en estos momentos, pero continuará estudiando las previsiones de la demanda de cara a los próximos meses", recalcó la compañía aérea estadounidense.