Alstom ha entrado en el mercado de la energía oceánica tras firmar un acuerdo de colaboración con la sociedad privada canadiense Clean Current Power Systems Incorporated, especializada en el diseño y experimentación con tecnología para la generación de energía mareomotriz. Según los principales organismos de reglamentación medioambiental, esta fuente de energía emergente jugará pronto un papel significativo en la producción de energías renovables.