Almirall acumula siete meses digiriendo las fuertes caídas del año pasado, en una zona donde históricamente se han dado importantes inflexiones. La situación es muy parecida a la acaecida a mediados de 2008, cuando el precio formó un suelo similar.


En el corto plazo Almirall se aproxima a zonas importantes:

Pese a que desarrolla un movimiento más lateral, también podría encuadrarse en el interior de una canalización bajista desde primeros de agosto, cuya parte alta transcurre por 9,1 euros, nivel que coincide con los máximos de hace unas sesiones. El soporte clave se sitúa en 7,8 euros. Nótese la concentración de volumen en el interior de la fluctuación de estos siete últimos meses, sugiriendo acumulación. Ninguno de los analistas que la siguen otorga precios inferiores a los actuales, a pesar del tiempo transcurrido desde mediados del pasado año.

Recomendación: COMPRAR MEDIO PLAZO (inversión)