El grupo asegurador Allianz, que sufre ya ligeras minusvalías en su histórica participación en el Banco Popular, es partidario de limitar la operativa a corto plazo de algunos "hedge funds", que obtienen beneficios de hacer caer el valor de las acciones, porque distorsionan el mercado. En una rueda de prensa para presentar los resultados de las filiales españolas, el presidente y consejero delegado del grupo en España, Vicente Tardío, señaló hoy que "cualquier cosa que limita la libertad de mercado es complicada pero en el caso español, donde estamos viendo un ataque sistemático a determinados valores, no me parecería mal".
Tardío, que prevé mantener la participación del 9,4% que tiene Allianz en el Popular, donde entró a finales de la década de 1980, se quejó de que "está descendiendo excesivamente el valor de determinadas empresas que sinceramente no lo merecen". Y añadió que "a veces hay que limitar la libertad en situaciones muy especiales como es ésta", donde se llega a desvirtuar el valor real de una compañía.

"Alguna cosa haría, porque al final lo mejor sería que la bolsa reflejara el valor real de una sociedad", insistió Tardío, que no obstante mostró su comprensión si el Gobierno tuviera dificultades para limitar esta operativa, dado que no hay una regulación europea al respecto. El máximo responsable de Allianz en España también aseguró que el grupo que no tiene intención de prestar sus acciones a estos "hedge funds" porque es una "táctica errónea", ya que los beneficios cosechados de ese préstamo se disuelven por el desplome en bolsa de la empresa donde operan los fondos de alto riesgo.

De hecho, reconoció que "estamos ligeramente por debajo del valor de compra" de las acciones del Popular, donde ha ido elevando su presencia paulatinamente, aunque que ahora no se plantea seguir incrementándola. El banco presidido por Ángel Ron actualmente cotiza a 3,75 euros por acción, con una caída del 37% desde que comenzó 2009, que se suma a un descenso del 48% registrado el año pasado. Tardío, que recordó que España no limita la operativa bajista de los "hedge funds" a diferencia de otros países europeos, se sumó con sus manifestaciones al presidente de Mapfre, que el sábado pasado arremetió contra estos fondos de alto riesgo en su Junta General de Accionistas.

Respecto a los resultados del grupo en España, Tardío se mostró "muy satisfecho" con los beneficios cosechados, que ascendieron a 276,5 millones de euros, con un incremento del 14,8 por ciento a pesar de la crisis y pese a una dotación de diez millones de euros por las pérdidas ocasionadas por un bono de Lehman Brothers. El presidente de Allianz España, que consideró que el grupo es ya el segundo mayor por beneficios de España, mostró su esperanza de mantener o mejorar los resultados este año, algo que sería "espléndido".

El obstáculo será el crecimiento próximo a cero del conjunto de las primas del sector en 2009, cuando el negocio de pólizas de automóviles seguirá cayendo en facturación por el descenso de la siniestralidad por las campañas preventivas y la menor circulación debido a la crisis. En cualquier caso, consideró aceptable que el negocio asegurador se mantenga en una crisis económica e insistió en que el ahorro a través de seguros en esta situación especial es un "ahorro ganador" porque es el único que garantiza un interés a largo plazo, "algo que ahora el mercado está en disposición de valorar".

En cuanto a las inversiones del grupo, destacó la reducción de la presencia en renta variable hasta el 3,3% y no descartó realizar nuevas adquisiciones en inmuebles, que en 2008 supusieron el 7,4% de su cartera de inversiones.