El gobierno italiano saliente está considerando conceder una línea de crédito de 100 millones de euros en el futuro inmediato a Alitalia, en un esfuerzo por mantener a flote la aerolínea al menos hasta que el próximo Ejecutivo pueda encontrar una solución para la deficitaria aerolínea, según publica Corriere della Sera en su edición digital del viernes. A principios de abril, Alitalia indicó que contaba con unos 170 millones de euros en efectivo y créditos a corto plazo, suficientes fondos para mantener operativa a la aerolínea a muy corto plazo, mientras intenta reavivar las negociaciones de compra con Air France-KLM.