El fabricante de aluminio estadounidense Alcoa venderá dos de sus divisiones como parte de una reestructuración que le hará perder unos 845 millones de dólares (600 millones de euros). La empresa venderá su división de paquetes y consumo y la de fundición para automóviles para centrarse en nuevas oportunidades de crecimiento. Además, la siderúrgica planea reestructurar su división de soluciones eléctricas en Estados Unidos y Europa para mejorar su rentabilidad.