La compañía de equipamiento de telecomunicaciones inicia la jornada en la Bolsa de París con descensos del 4,5%, como respuesta al anuncio de la empresa de una emisión de bonos convertibles en acciones por importe de 750 millones de euros.