AirOne se ha visto forzada a cambiar su plan de compra de Alitalia ante la subida del precio del petróleo y los cambios de rutas realizados por la aerolínea de bandera italiana, que tras el cierre del 'hub' --centro de interconexión de vuelos-- de Milán-Malpensa trasladó un gran número de enlaces al aeropuerto de Roma-Fiumicino. "El plan industrial de la compañía para Alitalia ha cambiado un poco, porque AirOne ha tenido que tener en cuenta tanto el hecho de que Alitalia haya trasladado bastantes vuelos a Fiumicino como el incremento del precio del petróleo", ha precisado el presidente de AirOne, Carlo Toto, en declaraciones a la prensa italiana.