Airbus se está moviendo rápidamente para contrarrestar los daños causados ​​por una caída del 40% en su negocio de aviones de 55.000 millones de euros (61.800 millones de dólares) tras la pandemia, equilibrando los recortes de costos con la ayuda ofrecida por los gobiernos europeos, recoge Reuters.

Pero el fabricante de aviones enfrenta conversaciones difíciles con los gobiernos y los sindicatos, que se comprometieron a luchar contra los despidos obligatorios. Una reestructuración en 2008 provocó huelgas y algunas protestas.

Airbus recortará 15.000 empleos para sobrevivir a la crisis

"Va a ser una batalla fuerte para salvar empleos", dijo Francoise Vallin, del sindicato CFE-CGC.

El grupo aeroespacial más grande de Europa dijo que recortaría 5.000 puestos en Francia, 5.100 en Alemania, 900 en España, 1.700 en Reino Unido y 1.300 en otros lugares para mediados de 2021, lo que totaliza unos 14.000 empleos.

Estrategias de Inversión

El recuento general incluye el recorte de otros 900 puestos previstos antes de la crisis en su unidad Premium AEROTEC en Alemania.

El sindicato británico Unite calificó las medidas de "vandalismo industrial". El sindicato Fuerza Obrera de Francia y otros dijeron que se opondrían a cualquier recorte obligatorio.

Los planes generaron una respuesta política inmediata en Francia, donde el gobierno del presidente Emmanuel Macron anunció hace algunas semanas un paquete de apoyo de 15.000 millones de euros para la industria de la aviación.

 

"El número de recortes de empleos anunciados por Airbus es excesivo. Esperamos que Airbus utilice todos los instrumentos establecidos por el gobierno para reducir los recortes de empleos", dijo una fuente del Ministerio de Finanzas.

Airbus se ha negado a retirar los despidos forzosos, pero dijo que primero buscaría salidas voluntarias, jubilaciones anticipadas y otras medidas similares.