Air France-KLM transporta a 6,7 millones de pasajeros en agosto, lo que significa un aumento del 5,6 por ciento en relación con el mismo mes de 2006. También ha mejorado el coeficiente de ocupación de las naves, que ha crecido un punto hasta situarse en agosto en el 85,3 por ciento. Por áreas geográficas, Air France-KLM ha alcanzado su mejor resultado en las líneas asiáticas, donde el coeficiente de ocupación de los aviones ha sido del 89,8 por ciento, mientras que en los destinos americanos se ha situado en el 87,2 por ciento.