Air France-KLM anunció el miércoles que redujo sus pérdidas en los últimos tres meses de 2009 en medio de señales de que el sector aéreo podría estar saliendo de la recesión. La compañía registró una pérdida neta de 295 millones de euros en el tercer trimestre fiscal, frente a la pérdida de 508 millones de euros del mismo periodo del año pasado. La pérdida trimestral fue algo superior a las previsiones de los 15 analistas encuestados por la aerolínea, que de media esperaban una pérdida de 216 millones de euros.