La aerolínea franco-holandesa Air France-KLM  lanzó una oferta de bonos convertibles de 575 millones de euros, que podría aumentarse hasta 661 millones para financiar su flota.  Los bonos pueden ser convertidos o intercambiados por acciones nuevas o en circulación, y vencen el 1 de abril de 2015.  Lo obtenido con esta emisión se empleará sobre todo en la financiación de la flota de aviones del grupo, mientras que la transacción permitirá a Air France-KLM diversificar sus fuentes de financiación y ampliar la duración media de su deuda, explicó la compañía.