AENA quiere reducir entre un 10% y un 15% los sobrevuelos de los aviones de Madrid-Barajas sobre la urbanización Ciudad Santo Domingo (Algete) hasta 2012, lo que supone rebajar en unas 100 operaciones diarias las 390 actuales en la pista más próxima, independientemente de la sentencia del Tribunal Supremo que reconoció en octubre el derecho de los vecinos al descanso ante la "violación de la intimidad domiciliaria" por el impacto acústico. En un encuentro con periodistas, el nuevo director de Medio Ambiente de AENA, José Manuel Hesse, aseguró que el ente "tomará cualquier medida" que permita compatibilizar el derecho de estos vecinos a vivir en un entorno favorable con el derecho a la movilidad del transporte aéreo.