El grupo Adolfo Domínguez registró unas pérdidas netas de 2,49  millones de euros en su primer semestre fiscal, correspondiente al periodo entre marzo y agosto de 2009, frente al beneficio de 2,6 millones de euros registrados en la primera mitad del ejercicio anterior.  La firma alcanzó unos ingresos por valor de 82,02 millones de euros durante los seis primeros meses del ejercicio, un 9,56% menos que el mismo periodo de 2008, mientras que el resultado de explotación de la sociedad decreció un 38,31%, hasta los 6,49 millones de euros. Asimismo, la compañía redujo hasta 441 su número neto de puntos de ventas, quince menos que a finales agosto de 2008, tras el cierre de 48 tiendas y la apertura de 33 establecimientos