El levantamiento del veto sobre los cortos dentro del sector financiero provocó este jueves una auténtica hecatombe dentro de nuestro selectivo. A la espera de lo que suceda hoy, los analistas aseguran que nos mantenemos en “zonas de resistencia”, siguen observando al par euro/dólar lateral a corto y medio plazo,  nada de ver al Ibex 35 mucho más allá de los 8.500 enteros y la renta  variable europea y americana aún lejos de batir resistencias. Más de lo mismo para la próxima semana.

Escasean los analistas que ven al Ibex 35 por encima de los 9.000 puntos como parecía iba a alcanzar no hace demasiadas jornadas. Tan sólo con vistas a mediados del mes de marzo, los analistas sitúan a nuestro selectivo en los 9.300 enteros, dentro siempre de un rango lateral de los mercados, como apunta Samuel Sierra, experto en opciones.



Si los analistas coinciden en el nivel que alcanzará el Ibex 35 la próxima semana, con un nivel de 8.588 puntos como media del consenso semanal; de cara al próximo mes las opiniones se bifurcan desde los 7.200 puntos hasta el pico de los 9.300. Pero cuidado que las cosas pintan feas para el trimestre que viene, nuestro selectivo perderá el rebote y retrocederá hasta la cota de los 8.200 enteros.

El patrón nacional se reproduce a nivel europeo donde el Eurostoxx 50 se mantendrá encerrado en una tendencia lateral difícil de romper. El rango mantendrá al selectivo comunitario en los 2.408 enteros de media, muy similar a su cierre del jueves; una figura que podría prolongar de cara al próximo mes. No obstante, cabe resaltar el hecho de que una de las casas de análisis sitúa ya al Eurostoxx 50 en los 1.980 enteros, con pérdida de un soporte muy significativo.



En términos trimestrales, el selectivo superará los 2.200 enteros como media deducida de la opinión de quienes avanzan una caída ligera en los índices y los que apuestan a que se colocará por encima de los 2.500 redondos.

Curiosamente, el separatismo americano no funciona. Las últimas semanas las voces que apuestan por la vuelta a la tradición, a la hegemonía estadounidense frente a la europea, han errado el tiro. Estados Unidos seguirá el ritmo de Europa un trimestre más y el índice S&P 500 llegará al mes de mayo en los 1.266 puntos de media.



Si nos centramos en el corto plazo, el viernes de la semana que viene el consenso de analistas sitúa al índice en los 1.323 enteros, tan sólo con un mínimo destacable en los 1.200. De momento, parece que, desde luego, que el selectivo aguanta la cota de los 1.300 y no parece dispuesto a perderla.

¿Y qué ocurrirá con las divisas? El cambio euro/dólar es la prueba más palpable de la situación que atraviesan las economías de Estados Unidos y la Unión Europea. Nada nuevo bajo el sol, que dirían algunos, a pesar de que la solución griega vaya a dilatarse hasta después de las elecciones generales en Atenas y la FED no haya movido ni una ceja en el último informe del FOMC.



Samuel Sierra observa, no obstante, un cambio de tendencia en el medio plazo y prevé una caída en la paridad durante el próximo trimestre. Medias de 1,32 (semanal), 1,29 (mensual) y 1,31 (trimestral) guían la evolución del euro/dólar, según el consenso de analistas que elabora semanalmente Estrategias de Inversión.