El brusco repunte experimentado por el precio del barril de petróleo Brent, de referencia en el Viejo Continente, el pasado martes, cuando subió más de dos dólares sin justificación aparente, podría haber sido causado por las maniobras de un operador ('trader') de la firma PVM Oil Associates, la mayor entidad de negociación de futuros de petróleo extrabursátil, que el diario 'Financial Times' ha identificado como Steve Perkins.
El pasado martes, el precio del barril de petróleo Brent sufrió una repentina subida desde los 71 dólares a los 73,5, su mayor precio en lo que va de año, y se intercambiaron en apenas una hora contratos de futuros sobre más de 16 millones de barriles, más del doble de la producción diaria de crudo de Arabia Saudí, superando ampliamente la media diaria de medio millón de barriles negociada tradicionalmente en esa parte de la jornada.

PVM Oil Associates informó de que había sido "víctima de operaciones no autorizadas" que habían forzado a la compañía a cerrar a pérdidas una serie de contratos de futuros sobre considerables volúmenes de petróleo.

De hecho, el periódico británico señala que las maniobras del trader pudieron causar pérdidas de unos 10 millones de dólares (unos 7 millones de euros).

A este respecto, la firma indicó que había informado de los hechos a la Autoridad de Servicios Financieros (FSA) de Reino Unido, mientras que su homólogo estadounidense, la Comisión de Comercio de Futuros de Materias Primas expresó su malestar por no haber sido informado inmediatamente a su vez, a pesar del acuerdo de colaboración sobre información sensible con la FSA.

Los operadores consultados sugieren que las maniobras del 'broker' podrían ser presuntamente responsables de al menos el 50% de la actividad inusual registrada en la sesión, mientras que la otra mitad correspondería a otros operadores que intentaron aprovechar el rally alcista.