El beneficio neto alcanzó los 204 millones de euros, un 31,3% menos que en los tres primeros meses del ejercicio anterior.
Según ha informado ACS el beneficio neto alcanzó los 204 millones de euros durante los tres primeros meses de 2011, un 31,3% menos que en los tres primeros meses del ejercicio anterior ya que en 2010 esta cifra incluía los 123 millones de euros del dividendo de Iberdrola, devengado en marzo de 2010, fecha de la Junta General de Accionistas de la compañía eléctrica.
 
Por su parte la facturación ascendió a 3.690 millones de euros, un 0,1% más que en el mismo periodo que el año anterior, mientras que la cifra de negocios internacional aumentó 31,7% y ya representa un 36,2% del total.
 
La cartera total de obras a finales del primer trimestre de 2011 ascendía a 27.670 millones de euros, donde destaca el crecimiento de un 22,1% de la cartera internacional que ya representa el 46% del total.