Desde ACS han comunicado su intención de destinar los recursos que obtenga de la eventual desinversión de parte de la participación del 25,8% que tiene en Abertis a sus "planes de inversión", entre los que se encuentra Iberdrola, pero también otros proyectos de concesiones o renovables.
Según la notificación enviada a la CNMV, ACS y La Caixa, principales accionistas de control de Abertis (con un 25,8% y un 28,5%, respectivamente) negocian la entrada de la firma de capital riesgo CVC como nuevo socio del grupo de concesiones.

En virtud de la operación, la compañía que preside Florentino Pérez podría reducir ligeramente su participación en el grupo que preside Salvador Alemany.

Durante la presentación a analistas de los resultados semestrales de ACS, su director Corporativo indicó que los recursos que se obtengan de esta eventual operación se destinarán a los planes de inversión del grupo, entre los que mencionó Iberdrola.

ACS reiteró en su última junta de accionistas su intención de elevar hasta el 20% la participación del 12,6% que actualmente tiene como primer accionista de Iberdrola. A los actuales precios de mercado, la operación supone unos 2.140 millones de euros.

La compañía que preside Florentino Pérez debe alcanzar esa participación o entrar en el consejo de administración de la eléctrica para consolidarla en sus cuentas. Hasta ahora sólo se anota los dividendos.

La entrada en el máximo órgano de gestión de la compañía que preside Ignacio Sánchez Galán está pendiente de los tribunales, de la resolución del cruce de impugnaciones que las compañías tienen en sendos juzgados mercantiles. El proceso, según fuentes jurídicas, puede extenderse un año.

Por otra parte, ACS cifró en 132 millones el impacto de las rescisiones de contratos de obras de infraestructuras anunciadas por el Ministerio de Fomento ante los ajustes presupuestarios por las medidas 'antidéficit'.