ACS sube pero se frena en zona de resistencia 

ACS se adjudicó el viernes dos nuevos contratos en Estados Unidos y en Australia a través de sus filiales Turner y Cimic, respectivamente, que suman un importe total de 514 M€ en el ámbito de la edificación pública y el ferrocarril.

En primer lugar, un consorcio conformado por Turner y otras compañías locales ha ganado un proyecto de 328 millones de euros lanzado por el Gobierno de California para rehabilitar un edificio público de 17 plantas ubicado en Sacramento.

Por otra parte, su filial australiana Cimic, a través de su subsidiaria UGL, se ha hecho con un contrato valorado en 186 millones de euros para diseñar, fabricar y suministrar nuevas locomotoras propulsadas por diésel para su cliente Pacific National, un operador ferroviario de mercancías.

La acción de ACS consigue recuperar después de dos jornadas de caídas que, sin embargo, no lograron enturbiar el buen comportamiento de la acción en  el mes de septiembre: subió un 2,5%  cuando su índice de referencia, el Ibex 35, cerraba el mes con caídas del -0,5%. 

Estrategias de Inversión

A nivel técnico, José Antonio  González, analista de Estrategias de inversión reconoce que “el proceso de recuperación de medio plazo, registrado a partir de los 20,55 euros por acción, se frena al corto plazo en la zona de resistencia comprendida en torno a los 24,76 / 24,31 euros, área que es aproximación a su media móvil simple de 200 periodos o de largo plazo. En este sentido, no comenzaremos a apreciar un deterioro mayor mientras no vulnere los 21,95 euros por acción”.