Un grupo de acreedores de Martinsa Fadesa ha pedido al Juzgado de lo Mercantil de A Coruña que Fernando Martín, presidente de Martinsa sea inhabilitado para ejercer cargos de responsabilidad empresarial durante quince años.

También demandan al empresario indemnizaciones por importe de 1.800 millones de euros, que se destinarían a pagar las deudas de la inmobiliaria.

Los acreedores demandantes atribuyen sus peticiones a la financiación extrema que en "plazo récord de 18 meses" contrató Fernando Martín cuando a finales de 2006 compró Fadesa