Al cierre de la sesión, la siderúrgica cotizaba a 13,8 euros frente a 13,55 euros con que finalizó la víspera, después de que los inversores intercambiaran sus acciones por valor de 40,68 millones de euros. También influyó en su evolución el informe del banco suizo UBS, que ha mejorado su recomendación desde reducir a neutral.