El fabricante de acero inoxidable multiplicó por seis el beneficio neto obtenido durante el primer trimestre del año al alcanzar los 67,81 millones de euros, frente a los 10,11 millones que ganó el mismo período de 2010.

Acerinox asegura que este resultado pone de manifiesto la tendencia positiva ya anunciada, al tiempo que destacó que la situación de la demanda permite ser optimista para el segundo trimestre, en el que espera unos resultados próximos a los del primero, según ha comunicado a la Comisión Nacional de la Comisión de Valores.