El grupo español Acerinox inició hoy la construcción de su fábrica de acero inoxidable en Malasia, en la que se invertirán cerca de 1.500 millones de dólares (unos 1.163 millones de euros, indicaron fuentes oficiales. La fábrica, que será una de las mayores del sudeste de Asia, estará ubicada en el parque industrial de Tangun Langsat, en el estado de Johor, en el sur de Malasia y colindante con Singapur, considerado el centro financiero de la región. En la primera fase de las tres en las que está divido el proyecto de construcción de la planta, se requerirá una inversión de 320 millones de dólares, y está previsto que la producción comience a partir del 2010 con un promedio de 240.000 toneladas de acero, de las que 180.000 serán de laminado. Acerinox será propietaria del 67 por ciento de la fábrica, mientras que la compañía japonesa Nisshin Steel tendrá el 30 por ciento, y el resto pertenecerá a la empresa Metal One. Al acto oficial de inicio de la obra, asistieron el embajador de España en Malasia, José Ramón Barañano, los presidentes de Acerinox y Nisshin Steel, Rafael Naranjo y Hideo Suzuzi, respectivamente, así como las autoridades del estado de Johor.