Accor registró en el primer semestre del año una caída en las ventas del 9,3%, hasta los 3.410 millones de euros, de los que 2.534 millones de euros, un 9,6% menos, correspondieron a la división hotelera, informó hoy el grupo hotelero francés en un comunicado. Por contra, la división de servicios de Accor incrementó su facturación en un 1,3%, hasta los 465 millones de euros. El grupo hotelero francés consideró que los resultados del segundo semestre del año se enmarcan en una "severamente deteriorada coyuntura económica".