Acciona, a través de su filial de Agua, se ha adjudicado el contrato de mantenimiento y operación de una estación depuradora de aguas residuales en Andorra por un importe de 3,5 millones de euros, informó el grupo. La duración del contrato se divide en tres fases. La primera concluye a finales de 2012, después contará con dos prórrogas anuales tácitas y, por último, la tercera fase consiste en prorrogas anuales consensuadas hasta que la prestación del servicio alcance una duración máxima de 15 años.