ABN Amro registra una pérdida neta de 627 millones de euros hasta septiembre, frente al beneficio de 352 millones de euros que consiguió durante el mismo período del año anterior.

El banco holandés ABN Amro sufrió durante los nueve primeros meses de 2010 una pérdida neta de 627 millones de euros, en comparación con el beneficio de 352 millones de euros conseguido durante el mismo período del año anterior, indicó hoy en un comunicado.

Desde la entidad aseguran que estos resultados se deben a la venta de una parte de sus negocios de actividades bancarias para empresas en Holanda, así como al efecto del proceso de integración de Fortis en ABN Amro, que se inició el pasado mes de julio.