El consejero delegado de Abertis, Salvador Alemany, considera que el proyecto de fusión con Atlantia (antes Autostrade), que el gobierno italiano vetó en 2006, sigue teniendo sentido. "Esta operación no se podrá volver a ligar en el corto plazo, lo cual no quiere decir que aquel proyecto no tuviera sentido y que quizá algún día ambas partes puedan volver a encontrar la oportunidad de montarlo, de aquella o de una manera similar", ha asegurado Alemany. En estos momentos, las acciones de la compañía caen un 0,8% a 22,15 euros.