La compañía andaluza especializada en renovables Abengoa ha anunciado este lunes que ha llegado a un acuerdo junto a varios de sus acreedores financieros con el objetivo de reestructurar su deuda financiera que asciende a 5.656 millones de euros. La reestructuración, que es la segunda que firma el grupo en los últimos años, prevé una emisión de bonos convertibles por un importe nominal de 1.423 millones.

La reestructuración de Abengoa pasa por una inyección de dinero nuevo al grupo mediante la emisión por la sociedad luxemburguesa A3T Luxco 2, íntegramente participada por Abengoa de manera indirecta, de bonos convertibles por un importe de 97 millones de euros, explica la compañía en un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). 

Otro de los puntos destacados de esta reestructuración es la entrega de nueva liquidez a favor de su filial Abenewco 1, en forma de una nueva línea de avales sindicada por un importe máximo aproximado de 140 millones, a través de entidades financieras y la Compañía Española de Seguros de Crédito.

Abengoa logra 97 millones gracias a la segunda restructuración de deuda en dos años

El acuerdo también supone la implementación de una reestructuración societaria en virtud de la cual la sociedad Abenewco 2 aporte, mediante una aportación no dineraria, a Abenewco 2 Bis la totalidad de las acciones de Abenewco 1 titularidad de Abenewco 2, representativas del 100% del capital social de Abenewco 1.

Como consecuencia de la aportación, la sociedad será el accionista único de Abenewco 2, la cual será el accionista único de Abenewco 2 Bis, que a su vez será titular de todas las acciones de Abenewco 1 actualmente titularidad de Abenewco 2. 

Pérdidas en 2018

La deuda de la compañía que lidera Gonzalo Urquijo asciende a 5.656 millones de euros, incluyendo 929 millones de euros que corresponden a deuda de sociedades clasificadas como mantenidas para la venta, y 320 millones de euros de financiación de proyectos. De los 4.407 millones de euros restantes de deuda financiera corporativa bruta, 200 millones de euros están registrados a largo plazo y 4.207 millones de euros a corto plazo, en aplicación de lo establecido en la normativa contable, debido al 'default' técnico incurrido al haber firmado el acuerdo Lock-up (Lock-up Agreement) con los acreedores financieros.

Los resultados de Abengoa reflejaron pérdidas por valor de 1.498 millones de euros frente a las ganancias de 4.278 millones que registró un año antes. La compañía sevillana apuntó que estos 'números rojos' se deben al efecto de incluir la deuda New Money 2 y Old Money a valor de reembolso, parcialmente compensados por la venta de Atlantica Yield. El efecto será revertido al finalizar la reestructuración financiera y la deuda volverá a registrarse a valor razonable, apuntó Abengoa en un comunicado.