La compañía somete este viernes a su junta ejecutar un 'contrasplit' de una acción nueva por cada 10 antiguas.

Abengoa somete hoy en su junta general de accionistas, la decisión de agrupar sus acciones (Clase A y B) en circulación, lo que se conoceen el mercado como 'contrasplit', a razón de un título nuevo por cada cien antiguos. 

El objetivo de esta operación es fomentar la adecuada formación del precio de las acciones, limitar la volatilidad sin reducir la liquidez y reducir el número de acciones en circulación que, tras la ampliación de capital, era excesivo, según recoge Europa Press.

Tras la agrupación, el número de títulos representativos de su capital social se reduirá hasta las 188. 361.192 acciones, de las que 16.457.460 serán Clase A y 171.903.732 acciones Clase B, sin alteración de la cifra de capital social.