La entidad británica de crétido Abbey National abrirá trescientas nuevas sucursales en el Reino Unido como parte de un ambicioso plan de expansión del Banco Santander, ha confirmado a la prensa el consejero delegado de la entidad, Antonio Horta-Ossorio. El banco español, que adquirió Abbey por unos 13.585 millones de euros, quiere reactivar el banco y empezar a abrir nuevas sucursales en el 2009. Un plan que coincide con la expansión puesta en marcha por entidades rivales.
La entidad de crédito Abbey National abrirá trescientas nuevas sucursales en el Reino Unido como parte de un ambicioso plan de expansión del Banco Santander, su propietario, afirma hoy el periódico británico "Financial Times" (FT). El Santander, que adquirió Abbey por 9.500 millones de libras (unos 13.585 millones de euros) en el 2004, quiere reactivar el banco y empezar a abrir nuevas sucursales en el 2009 con el objetivo final de pasar de las 700 a las mil en el 2012. Abbey había admitido en el pasado de que no estaba bien representada en el noreste y centro de Inglaterra. Este programa coincide con la expansión puesta en marcha por entidades rivales. Este año, el Halifax Bank of Scotland (HBOS) invirtió cien millones de libras en la apertura de al menos cincuenta sucursales, mientras que el HSBC también invertirá 400 millones de libras en cincuenta sucursales en nuevas localidades. Desde que el Santander compró Abbey, el banco suprimió costes y recortó su fuerza laboral de 25.000 a 16.000, agrega el FT. Además, ha rebajado la relación coste-ingreso (la manera de medir la eficiencia) desde un 70 a un 50%, mientras que está en proceso de sustituir su viejo sistema de tecnología informática. Sobre las conjeturas de que el Santander estaría interesado en hacer más adquisiciones, Antonio Horta-Osório, consejero delegado de Abbey, dijo al FT que siempre están abiertos a considerar oportunidades, pero ahora están muy concentrados y su prioridad es el proyecto de crecimiento interno. Abbey ha pronosticado que los precios de las viviendas en el Reino Unido se ralentizarán. El FT recuerda que la entidad fue criticada el año pasado por ofrecer hipotecas por un valor cinco veces mayor al ingreso anual del consumidor, lo que animaba un alto endeudamiento. No obstante, Horta-Osório puntualizó que el banco aún ofrece estos préstamos y señaló que la calidad del crédito en Abbey es aún fuerte.