Al recorte de rating por parte de Standard & Poor’s se le une la rebaja de recomendación de inversión, limitando su potencial de revalorización en niveles cercanos a su precio objetivo.

Hoy es un día de esos en los que Red Eléctrica desearía no haberse levantado. Las acciones de la energética se encuentran entre las que más ceden en la sesión, luego que Standard & Poor’s haya anunciado el recorte de su rating. En concreto, S&P ha recortado desde 'A-' a 'BBB', con perspectiva 'negativa' las calificaciones de la compañía. Éste es uno de los daños colaterales de la rebaja de la calificación de la deuda soberana del país al borde del conocido ‘bono basura’ (S&P rebajó la deuda española desde 'BBB+' a 'BBB-' con perspectiva 'negativa'). La agencia ha justificado su salomónica decisión por la elevada exposición al riesgo-país de España y debido a que su base de ingresos es casi totalmente “doméstica” y que el sector tiene una elevada sensibilidad al riesgo-país. Y, es que, Red Eléctrica de España, S.A.U. desarrolla el 98% de sus actividades reguladas del grupo en nuestro país. Además, el Estado posee el 20% de la compañía a través de la SEPI.

Por este jarro de agua fría no hubiera sido poco, Morgan Stanley le ha arrojado más. La casa de expertos americana ha recortado hoy el precio objetivo de Red Eléctrica hasta 38, desde 43, rebajando su recomendación sobre la compañía a infraponderar, desde neutral. En cambio, el consenso de analistas recogido por FactSet fija el precio objetivo de REE en 39,01 euros, apenas un 3,8% por encima de la cotización actual.

Estas decisiones se traducen hoy en huida de inversores. La acción cede un 1,14% hasta los 37,56 euros. No obstante, aún está lejos de su soporte (36 euros). Técnicamente, y “presenta una tendencia alcista de medio plazo gracias a la consolidando de niveles de soporte tras los impulsos protagonizados por los precios semanas atrás”, explica Juan Enrique Cadiñanos, jefe de mesa de Hanseatic Brokerhouse. En tanto en cuanto no pierda los 36 euros, “podrá ver impulsos de corto plazo”, considera el experto.

COTIZACIÓN RED ELÉCTRICA:


A pesar del empeoramiento de las perspectivas para Red Eléctrica, sigue siendo una de las compañías con mayor diviendo del Ibex 35. Este año tiene previsto repartir una retribución de 2,48 euros por acción, lo que se traduce en una rentabilidad del 6,83%.